jueves, 2 de febrero de 2017

BALSAMO LABIAL CON COLOR

Esta es la receta para un bálsamo labial con un pequeño toque de color para proteger nuestros labios un poquito en estos días de frío y calefacción, que no se a vosotras pero a mí me afectan muchísimo. Es también una receta muy fácil de hacer, incluso más que las otras porque en esta ocasión no he utilizado una báscula para medir las cantidades, sino que lo he hecho a cucharaditas, en concreto la cuchara pequeña que se usa para el café.
Bueno, empecemos, ésta es la fórmula que yo he utilizado:
   - 1 cucharada de cera carnauba (se puede sustituir por cera de abejas)
   - 1 cucharada y media de manteca de karité
   - 1 cucharada de aceite de lino
   - 1 cucharada de aceite de aguacate
   - 1 cucharada de aceite de oliva
   - 1 cucharada de aceite de almendras
   - 1 gotita de vitamina E
   - Un trocito de una barra de labios que tengais y que os guste el color. Yo he utilizado los restos de la barra soft coral de benecos, un poquito menos que un centímetro de barra (más o menos)
Y ya está. Ahora simplemente se ponen todos los ingredientes en una vaso al baño maría hasta que se fundan y se mezclen bien unos con otros. Cuando estén perfectamente fundidos los pasamos muy rápido al envase que vayamos a utilizar porque la cera endurece muy rápido. Podéis meter el envase en el congelador para que endurezca más rápido aún pero tampoco es necesario. Y ya tenéis listo vuestro bálsamo con color (una vez puesto el color es muy sutil, supongo que para conseguir un color más intenso habrá que echar más cantidad de barra labial, todo es probar).
Creo que lo ideal para este tipo de productos y también para las barras hidratantes sólidas como la receta del otro día es utilizar manteca de cacao en la formulación. Es una manteca más dura que la de karité con un punto de fusión más alto, lo que hará que las barras hidratantes tarden más en gastarse y que los bálsamos aguanten más tiempo una vez puestos. Pero yo de momento no tengo esta manteca, la tengo pendiente para el próximo pedido así que me tengo que esperar.
La vitamina E es opcional, podéis no añadirla. Su función es hidratar y también actúa como antioxidante, evitando que los aceites se enrancien.
El medir una manteca estando sólida con una cuchara es un poco difícil. Digamos que de una manera aproximada es un trozo de manteca cogido con la cuchara y otro trocito un poco más pequeño.
En cuanto a los aceites líquidos he utilizado estos simplemente porque los tengo, pero por supuesto se pueden sustituir por otros o utilizar sólo un tipo de aceite (como el de oliva o almendras que son los más habituales).
Y aquí está el resultado, a ver si os gusta:


1 comentario:

  1. Muy chulo el color, y por lo q cuentas muy fácil de hacer. A ver si me animo

    ResponderEliminar